IPL (Depilación con luz pulsada)

A diferencia de otras técnicas, incluyendo la del láser, la luz pulsada puede aplicarse en cualquier tipo de piel, ya sea clara u oscura, para lograr una destrucción permanente de los folículos pilosos, logrando una depilación para toda la vida en el área tratada. Esta técnica puede utilizarse en cualquier área del cuerpo, ya que es absolutamente indolora, evitando la aplicación de anestésicos locales e irritaciones severas.