Masaje con bambú

Esta técnica nace en la cultura china en donde notaron que a través de las cañas de bambú circulaba energía y descubrieron que al aplicar el bambú sobre el cuerpo humano, además de realizar un suave masaje, se logra reactivar la energía. Es una técnica vigorosa que se puede realizar tanto en áreas localizadas como en todo el cuerpo. Se utilizan palos de bambú cuidadosamente alisados y en diferentes medidas para adaptarse a las diferentes áreas anatómicas del ser humano y como resultado se obtiene mejor circulación, drenaje linfático, relajación, reducción de medidas y una piel más reafirmada.