Deep Tissue

Es un masaje más fuerte y vigoroso, diseñado para penetrar por debajo de las capas superficiales del músculo por lo que resulta ideal para tratar problemas crónicos musculares, lesiones, contracturas, problemas posturales, tensión muscular y el estrés. Es muy buscado por deportistas que quieren recuperarse de lesiones y mantener el buen estado de sus músculos.

En esta técnica el terapista utiliza sus manos, sus codos y el talón de la mano para penetrar con fuerza y lograr un efecto de relajación más profundo y duradero.